CATME garantiza a todos sus Usuarios y familia una atención segura en la prestación de los servicios de salud; proporcionando los recursos necesarios para minimizar o evitar riesgos, gestionando los eventos adversos identificados y fomentando la cultura del auto-reporte bajo una filosofía no punitiva de mejoramiento continuo.